La prevención y detección precoz de las alteraciones en los órganos reproductores son la finalidad de la revisión ginecológica anual.

Este Chequeo Integral Ginecológico se realiza en una sola sesión, en un mismo lugar, en un mínimo de tiempo y por un mismo gineco-obstetra altamente calificado.

El chequeo ginecológico comprende:

  • Consulta especializada
  • Papanicolaou: detecta lesiones premalignas o malignas incipientes en el cuello del útero (prevención del cáncer de cuello del útero)
  • El Frotís Cérvico Vaginal: Es un examen que estudia y analiza las células de los diferentes tejidos de la vagina y del cuello uterino.
  • Ecografía Transvaginal: mediante ultrasonidos se obtienen imágenes del aparato genital interno femenino que aportan, habitualmente, más datos discriminatorios que la exploración clínica.
  • Otras exploraciones: según el caso se pueden realizar otras pruebas complementarias como la colposcopia, ecografía 3D, ecografía 4D, suerosonografía, histeroscopia, ecografía mamaria, mamografía, densitometría ósea (diagnóstico de osteoporosis), análisis de sangre, etc.

Es aconsejable la realización de la revisión ginecológica anualmente (chequeo ginecológico anual), siempre y cuando no existan otros motivos que obliguen a una periodicidad diferente.