La técnica de Fertilización In Vitro (PICSI) fue diseñada para mejorar la práctica de la microinyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), en la que un sólo espermatozoide se selecciona y se inyecta en el óvulo para lograr la fertilización

El uso de PICSI se recomienda a las parejas con alteraciones espermáticas o a aquéllas que se han sometido a una microinyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) convencional sin haber obtenido los resultados deseados.

Esta técnica de Fertilización In Vitro, hace posible seleccionar un espermatozoide competente con base en su habilidad para unirse al ácido hialurónico, componente principal de las células que rodean al óvulo.